viernes, 18 de noviembre de 2016

Crimen y castigo: Gulliver Foyle y Edmundo Dantés, por Paula Ruggeri

Hay una estrecha relación entre El Conde de Montecristo y Las estrellas mi destino, una de las novelas centrales de la ciencia ficción. Historias de venganzas sin límites, los dos protagonistas de estas historias, hombres brillantes y valerosos ejecutando un plan siniestro, tienen mucho en común, como desarrolla Paula Ruggeri en este artículo. 

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Tres cartas de H. P. Lovecraft

Lovecraft fue un prolífico corresponsal que, según estimaciones de L. Sprague de Camp y S. T. Joshi, llegó a escribir unas cien mil cartas, de las que se conservan unas veinte mil. Entre 1965 y 1976, Arkham House publicó Selected Letters en cinco volúmenes, una selección realizada por August Derleth, Donald Wandrei y James Turner con 930 cartas. En años recientes Joshi preparó varios pequeños volúmenes con más material, pero el gran corpus de las cartas permanece inédito, y probablemente así siga puesto que la publicación completa demandaría unos 200 volúmenes similares a los producidos por Arkham. Estas tres cartas pertenecen a las selecciones de Joshi.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Una desconocida pieza teatral de los años veinte, por Luis Pestarini

Se dice que la ciencia-ficción es una excelente herramienta para conocer los miedos y expectativas que atraviesan una sociedad en un momento determinado. Aunque como instrumento de conocimiento es bastante subjetivo, hay textos que revalorizan esta hipótesis. Como ejemplo vamos a tomar una singular obra teatral estrenada en 1924 en Buenos Aires.
            Ya su título es inusual: Los injertados: boceto dramático del futuro en un acto. Su autor, Carlos M. Bertarelli, parece no haber dejado más que esta obra, aunque un sospechosamente parecido Carlos Bertelli es el director y guionista de la película Valle negro, sobre la novela homónima del entonces popularísimo Hugo Wast, realizada en el mismo año que la obra que tratamos aquí. Pero es posible que ésta haya sido su única pieza teatral, al menos la única publicada. El estreno de Los injertados se realizó el 1 de febrero de 1924 en el Teatro Maipo y estuvo a cargo de la Compañía de Enrique Arellano. Se realizaron 36 representaciones consecutivas, cantidad nada despreciable para la época, y no se tiene noticia de que haya sido puesta en escena posteriormente.
            La obra está ambientada en 1950 (más de un cuarto de siglo en el futuro de entonces) y cumple rigurosamente con los preceptos de la ciencia-ficción: la ambientación está cuidada y el tema pivotea sobre la especulación de qué pasaría si... Sobre la precisión de la ambientación escenográfica y su auténtico espíritu de indagación tecnológica, bastan estas notas para la puesta:
            […] Sobre los aparatos de Radio-fotofonografía, en la parte superior, un cuadro, del tamaño natural de la cabeza de un hombre, con un vidrio esmerilado, color verde, subdividido por un reticulado cuadricular: sobre dicho vidrio deberá proyectarse la cabeza de la persona que contesta al teléfono, de la cual se sacarán unos metros de película para el objeto, pasándola por una maquinita proyectora.
            Recordemos que estamos en 1924 y este tipo de puestas son muy novedosas. Más adelante habrá otros apuntes para demostrar que la acción transcurre en un tiempo futuro, en particular el uso de reflectores que guían a aviones monoplaza, que son el vehículo de transporte más usado, al menos para la clase acomodada.

miércoles, 31 de agosto de 2016

El apagón y Cese de alerta, de Connie Willis, por Luis Pestarini

—¿Es una comedia o una tragedia?
“No se refiere a la guerra. Se refiere a todo:  a nuestras vidas y a la historia y a Shakespeare. Y al continuo espacio-tiempo.”
—Una comedia, mi señor —le dijo, sonriéndole.
Cese de alerta, p. 583

El apagón y Cese de alerta son dos libros pero una única novela. No son parte de una serie: el final del primero podría haber sido un capítulo antes o uno después. Ésta es una de las novelas de ciencia ficción más extensas publicadas:  más de 1250 páginas en su edición en español. Si bien esta condición podría desalentar a muchos lectores, vale aclarar que para los lectores que han disfrutado de otros libros de Willis como Por no mencionar al perro o El libro del día del Juicio Final, supondrá una degustación satisfactoria y prácticamente interminable.

domingo, 14 de agosto de 2016

George R. R. Martin como creador, por Paula Ruggeri

Había una vez un autor preocupado por escribir la Gran Novela Americana. Y había una vez un autor deseoso de crecer y contar más y mejores historias. Ninguno de los dos eludió los conflictos éticos que plantea ser humanos, pero el segundo de ellos es quien nos ocupa, aunque es coterráneo del autor de las Grandes Novelas Americanas, y eso, lógicamente, en un comienzo, siendo un adolescente en los sesenta, tuvo su importancia.

miércoles, 10 de agosto de 2016

Una historia política de la ciencia ficción, por Eric S. Raymond

Eric Steven Raymond (Boston, 1957) es reconocido como historiador de la cultura hacker y como uno de los líderes del movimiento open source. Es autor de varios libros sobre estos temas, entre ellos Una breve historia de los hackers (1992) y La catedral y el bazar (1997). De opiniones polémicas, defensor de la libre portación de armas, Raymond se define a sí mismo como neopagano y anarcocapitalista. Ha manifestado numerosas veces su interés por la ciencia ficción, conocimiento que demuestra en este polémico artículo.

Convocatoria para el número final de Cuásar

Primer número de Cuásar
El próximo número de Cuásar, el 55, será la despedida de la revista en su forma impresa. Por este motivo será una edición especial: vamos a tirar la casa por la ventana. Más relatos, más artículos, más colaboraciones. Están invitados a enviarnos sus propuestas para evaluar al siguiente e-mail: cuasarespecial55@gmail.com. La fecha prevista para la publicación de esta edición es agosto de 2017.

viernes, 5 de agosto de 2016

Farmer, Vonnegut y Kilgore Trout, por Edgar L. Chapman

La parodia más destacada de Farmer y su historia de un autor ficticio más importante entre las muchas que realizó es Venus On The Half-Shell (1975, Venus en la concha), publicada por Dell Books bajo el seudónimo de Kilgore Trout. Trout es un escritor de ciencia ficción, pobre y nómada, creado por Kurt Vonnegut Jr., un profeta despreciado y sin honor en su propio país. Enérgico admirador de Vonnegut, Farmer también confesó su profunda identificación con Trout (quien, en realidad, está inspirado en Theodore Sturgeon).

lunes, 30 de mayo de 2016

Picnic con hormigas, Mark W. Moffett

Mark W. Moffett es un prestigioso entomólogo del Smithsonian Institution que ha estudiado el comportamiento de las hormigas. Ha pasado años observando hormigas para su reciente libro, Adventures Among Ants (2010), que combina la observación científica con la aventura. De su experiencia deriva este cuento brevísimo, publicado originalmente en Nature, sobre hormigas.

domingo, 22 de mayo de 2016

Revistas profesionales sin presupuesto, Mike Resnick

Hugo Gernsback es considerado el Padre de la Ciencia Ficción. Ese título se lleva bastante mal con los hechos, dado que Mary Shelley, Julio Verne y H. G. Wells escribieron mucho antes de que apareciera Gernsback, pero Hugo le dio nombre al campo y fue el primer editor en sacar una revista dedicada enteramente a la “scientifiction” (Astounding Stories en 1926).